El objetivo de MACBAGOS.ORG es recaudar miles de firmas para entregar en el período de protesta público (Hasta el 12 de Junio 2014)

 MACBAGOS.ORG SON UN GRUPO DE CIUDADANOS, residentes en distintos distritos de Barcelona, a los que les une un interés común: el bienestar de los animales en la ciudad.

Ante la ORDENANZA SOBRE LA PROTECCIÓN, TENENCIA Y VENTA DE ANIMALES quieren presentar, conjuntamente, la siguiente alegación puesto que  preocupa el perjuicio que plantea para nuestros perros y para un colectivo muy grande de ciudadanos que convive con animales domésticos en esta ciudad.

Video: RECOGIENDO FIRMAS ENTRE LA CIUDADANÍA DE BARCELONA: http://youtu.be/Oe7QrNjLth4

MACBAGOS.ORG cree en una Barcelona pionera en la defensa de los animales y por ello les inquieta el planteamiento de futuro en el que los perros de nuestra ciudad no podrán jugar en los parques bajo amenaza de sanción.

Si estás interesado en FIRMAR:

www.macbagos.org

Email: info@macbagos.org

Twitter: @macbagos

Phone: +34 (0) 606 46 22 41

Manifesto de http://macbagos.org/

La nueva Ordenanza sobre la Protección, Tenencia y Venta de animales dispone que los perros no podrán estar NUNCA sin correa en los parques, bajo amenaza de sanción. Ante la alarma que ha provocado entre los dueños de perros, se ha aprobado una MORATORIA de un año con el compromiso de crear nuevos espacios “habilitados” para su uso exclusivo. Transcurrido el año, se levantará la moratoria y la prohibición se hará efectiva.

Nos preocupa la falta de precisión sobre las condiciones que deben reunir los espacios que se propone crear el Ayuntamiento y si éstos serán los más adecuados para los animales:

  1. Entendemos que un pipican NO es un espacio apto para que los perros puedan jugar y socializar con otros perros, debido a sus escasas dimensiones y la falta de higiene de los mismos. Por mucho que se multiplicaran los aproximadamente 120 pipicanes de la ciudad, es difícil imaginar que en ellos puedan jugar y convivir los más de 120.000 perros hoy día censados que no representan más que el 40% de la población canina de la ciudad. Para los propietarios de perros nos resulta evidente la conflictividad que se podría generar en espacios tan reducidos, entre machos dominantes, razas conflictivas o con hembras en período de celo. Un espacio habilitado debe posibilitar que los perros puedan correr, desgastar su energía y jugar entre ellos, bajo la supervisión y responsabilidad de sus dueños, como ha venido haciéndose hasta ahora. Hay razas específicas que necesitan correr con más libertad de la que pueden proporcionar estos espacios: galgos, perros de caza, etc. Prohibir la posibilidad de correr a un perro supone reducir seriamente su bienestar e, indirectamente, su salud provocando, en algunos casos, su agresividad. Si lo que buscamos es su bienestar, no podemos limitar su naturaleza esencial.
  2. No estamos de acuerdo con el modelo de (no) convivencia con los perros que propone la Ordenanza, estableciendo que sean apartados de la ciudadanía y del juego de los niños, designando espacios exclusivos y vallados, generalmente inadecuados.
    Ante el aumento de la población canina, resulta necesaria una adecuada normativa municipal y mayor responsabilidad por parte de los dueños. Sin embargo, no debemos castigar a todos los perros de la ciudad por aquellos dueños que incumplen la normativa y no recogen las deposiciones de los perros o por aquellos dueños que tienen perros considerados de raza peligrosa y no cumplen con la normativa correspondiente. Consideramos que la antigua Ordenanza recogía perfectamente estos supuestos y los sancionaba. Esperamos y reclamamos del Ayuntamiento mayor eficacia en sancionar estas conductas que molestan tanto a los dueños de animales como a los demás ciudadanos.
    Lo que se plantea con estas medidas es un modelo de no convivencia y falta de sensibilización con los animales por parte de la ciudadanía y, por tanto, poco educativo para los niños de la ciudad, futuros ciudadanos. Los modelos de convivencia deben ser esencialmente inclusivos y no excluir sectores tan amplios como el de los animalistas y sus animales. La sensibilización es básica para evitar la problemática de abandono de animales.
  3. Parece difícil que la voluntad política pueda cubrir, en un año, la falta de espacios verdes en la ciudad y proveer de suficientes espacios habilitados para los perros, en todos los distritos. Deberían ser varios espacios habilitados y suficientes por Distrito que no obligue a largos traslados, sobre todo para aquellos ciudadanos que tienen perro y no pueden caminar largas distancias por razones de salud, edad o falta de tiempo, sin olvidar la dificultad que plantea a familias con niños y perros que deberán multiplicar su tiempo para cuidar de todos. Además, un perro debe salir varias veces al día.

En definitiva consideramos que los “ESPACIOS HABILITADOS” NO PUEDEN CONSISTIR SOLAMENTE EN LA AMPLICACIÓN DE LA RED DE PIPICANES ya que éstos no reúnen las condiciones necesarias de espacio e higiene.

Con la previsión de esta Ordenanza, tememos que la tasa de abandono aumentará dadas las dificultades logísticas que añade a cualquier ciudadano que tenga perros y particularmente a los colectivos con limitaciones económicas o de movilidad. Por otro lado, la tasa de adopción de animales disminuirá, por la mayor dificultad que representa tener a un animal en buenas condiciones y conciliable con la vida de las personas con las que conviven. Insistimos en que la sensibilización es básica para evitar la problemática de abandono de animales.

Por todo ello,

ALEGAMOS NUESTRO DESACUERDO a que se excluya a los perros de los parques por no poder jugar con ellos y que se proponga un modelo de no convivencia y distanciamiento de la ciudadanía. Consideramos que la anterior Ordenanza que ahora se deroga, RECOGE JUSTAMENTE LA MANERA DE REGULAR LA CONVIVENCIA DE PERROS Y PERSONAS que pueden convivir en la mayoría de los parques, permitiendo que los perros de esta ciudad puedan jugar, socializar entre ellos así como con los niños que lo desean y con quienes, en muchos casos, conviven. Siempre bajo la supervisión y RESPONSABILIDAD de sus dueños. No creemos que se necesite una nueva normativa sino hacer cumplir la actual.

En caso de no satisfacer esta alegación, a pesar de las numerosas firmas que la respaldan, demandamos que el proceso de habilitación de espacios sea CONSENSUADO, PROGRESIVO y PARTICIPATIVO con consulta de los diversos colectivos de animalistas.

Para ello, la moratoria de un año en la prohibición de dejar sueltos a los perros en parques donde puedan jugar, no se puede levantar hasta que se disponga de una RED DE ESPACIOS HABILITADOS, SUFICIENTE EN CALIDAD Y CANTIDAD, hasta alcanzar los estándares adecuados que posibiliten a los animales satisfacer sus necesidades de comportamiento y a los animalistas cuidar y responsabilizarnos de ellos como venimos haciendo.

MACBAGOS. Movilización por los perros de Barcelona – Recogidas de firmas hasta el 12 de Junio 2014